Acto que pone fin a las Fiestas en Honor de Santa María Magdalena

Es un acto que nació hace años de manera espontánea, y que ya se ha convertido en tradición. Una vez finalizada la danza prima que viene desde la espicha., grupos de “madalenudos” bailarán ante la Santa poniendo el fin a las fiestas en su honor. Allí, antes de que den las doce cada uno pasará a depositar ante la imagen, cientos de claveles rojos como símbolo y promesa de volver al siguiente año. A las doce en punto, las campanadas nos dirán que se acabó el mes de La Magdalena, pero no la devoción hacia la Santa.